"Scribere me aliquid et devotio iubet"

"Scribere me aliquid et devotio iubet" San Bernardo de Claraval

Ya no le temo al blanco...

"Noto mis palabras libres y a la vez con peso. El peso se lo dan los hechos por los que he pasado, aunque ya se han convertido en alas y plumas que la hacen volar, tan ligera como grave. Sólo ahora que tengo peso, sé volar" Alessandro D´Avenia.

miércoles, 23 de enero de 2008

Queridos amigos:

Es sorprendente!! cómo hasta las sonrisas (signo de la felicidad) en la arena estan rodeadas de huellas!!, en la arena, y en el rostro humano "algo más" las provoca!!. la foto la tomó mi primo, mientras jugabamos en la playa, que lindo es escuchar la voz del mar... y pensar que ha hablado siempre y sólo ahora la vengo a escuchar...

No pude resistirme… hace un rato terminé de leer “ciudadelas de Dios” de Louis de Wohl, y encontré algunas cosas que me maravillaron, y pude hacer varios nexos con lo que vivimos hoy.
Esta primera cita me parece muy relacionada con lo que hemos visto en "Sophie School" (la rosa blanca)… con su muerte, porque fácil se puede caer en el error de pensar que lo hacen por “heroísmo”…por "una idea" aquí se explica mejor:

“Lo sentía por él, por el pobre Agapito, no por Gordiano, que había tenido una muerte magnifica, dando su vida por otro hombre que era, además del Padre de la cristiandad y su amigo. Había triunfado, sí, era un mártir, y su sangre, ofrecida a Dios, fertilizaría la tierra, como la de sus predecesores. Era el gran rito de la fertilidad de Cristo, el gran festival del nuevo testamento (…) Pero aquello era un gran privilegio… porque Benito supo, entonces, que no era la única forma de triunfar, reservada a unos pocos. Se triunfaba también haciendo la voluntad de Dios a lo largo de la vida, permaneciendo cerca de Él por la gracia de Nuestro Señor Jesucristo. Gordiano había conquistado el cielo al asalto. ¿Cómo lograría conquistarlo él?
…Señor –musitó conmovido-, por los meritos de la sangre de tu mártir Gordiano, muéstrame el camino que me conduzca a ti…”
Me parece que cada uno puede ponerse como protagonista en esta cita… me maravilló.


Hace tiempo no subía cosas, no había tenido tiempo, y ahora que leo el comentario de Álex caigo en la cuenta... quiero dejarles un gran abrazo, estoy de vacaciones fuera de la ciudad, además estudiando algunas cosas, porque el próximo domingo parto a misionar (aunque claro, la misión es la vida entera, pero me entenderán), ha sido un don...


Un gran abrazo!!!
Hasta pronto!
Vale Cabañas.

9 comentarios:

Alemamá dijo...

Bonito, Vale, me alegra que te guste ese autor. A mí también.
Felicidaes en tus misiones
Saludos

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska:

¿Qué está pasando aquí? ¡Están todos de vacaciones! Eso es lo que está pasando. Unos en la montaña y otros en el mar. Todos felices, disfrutando de la vida.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska

Hermosa foto. Una foto llena de misterios. ¿De quiénes son esas huellas? ¿De dónde vienen? ¿Hacia dónde van? Mis felicitaciones al fotógrafo.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska:

La superficie de la Tierra es la orilla del océano cósmico. Desde ella hemos aprendido la mayor parte de lo que sabemos. Recientemente nos hemos adentrado un poco en el mar, vadeando lo suficiente para mojarnos los dedos de los pies, o como máximo para que el agua nos llegara al tobillo. El agua parece que nos invita a continuar. El océano nos llama. Hay una parte de nuestro ser conocedora de que nosotros venimos de allí. Deseamos retornar y podemos.

Tomado de Cosmos, de Carl Sagan.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska:

Conmovedora historia la que nos cuenta Louis de Wohl. Sí, bellas palabras las que has encontrado en su «Ciudadela de Dios». Emocionante final.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska:

Me alegra que tu vida ande tan bien en estos días. Qué bueno este reencuentro con la familia. ¿Así que te dieron una beca? ¡Te felicito! Y qué lindos tus viajes.

¡Un gran abrazo para ti!

Posdata: Me quedé un rato para hacerle compañía a Alemamá. La pobre estaba muy sola en los tranquilos interiores de tu blog.

v. m. escobar dijo...

no conozco la cita, pero me agrada el punto de vista.
saludos.
nos leemos.

FJ.MJ dijo...

Hola Valeska, que tal, como va todo?

Pasaba por aquí para comunicarte que te he concedido un premio, concretamente a tu blog. Para ello te invito a que pases a recogerlo por mi blog y continues con la cadena.

1beso enorme!

Álex dijo...

Mi sonrisa es tan amplia como la dibujada en la arena cuando leo el precioso fragmento que nos regalas.

Sí, decididamente triunfar ha de ser otra cosa. Ha de ser más. Mucho más.

Cuando tú te haces menos, ¡qué paradoja! Menos para que el Otro sea más... para que Dios hable por tu vida.

GRACIAS.

¡Un beso fuerte desde Roma!

"Todo yo soy una pregunta a la que no sé dar respuesta"
(P. P. Pasolini)



"Él poseía una ingenuidad que le permitía mirar las cosas de nuevo, como si nadie las hubiese contemplado antes que él. Contemplaba al mundo con ojos nuevos, asombrados".
(L. Jonas)