"Scribere me aliquid et devotio iubet"

"Scribere me aliquid et devotio iubet" San Bernardo de Claraval

Ya no le temo al blanco...

"Noto mis palabras libres y a la vez con peso. El peso se lo dan los hechos por los que he pasado, aunque ya se han convertido en alas y plumas que la hacen volar, tan ligera como grave. Sólo ahora que tengo peso, sé volar" Alessandro D´Avenia.

domingo, 26 de agosto de 2012

El regreso... tú.




¡Basta, aléjate de él! ¡Aléjate, basta! ¡Aléjate! ¡Podría quererte si fueras distinto, pero eres de lo peor! ¡Te odio! ¡No te atrevas a torturarnos! ¡No eres nadie! ¿Lo entiendes? ¡Nadie!
-Te equivocas, hijo...
¡No, no, no! ¡No, no!
-¡Iván! ¡No te muevas de aquí, Andrei!
-- ¡Iván! ¡Iván! Iván, espérame.¡Para, Iván!
¡Vete! ¡Te odio!
-¡Hijo, ábreme! ¡Déjame subir!
¿Qué quieres? ¡Déjame!
-Hijo, por favor.
¡Si no me dejas en paz, saltaré! ¿Me oyes? ¡Saltaré!
-Iván, no hagas nada. Iván, espera.
¿Me entiendes? ¡Saltaré! ¡Puedo hacerlo, cerdo! ¡Puedo! Ya lo oyes ¡puedo hacerlo! Ya lo oyes, ¡puedo hacerlo! Ya lo oyes, cerdo, puedo hacerlo
-Vanya, hijo...


Perdóname por ir así buscándote
Pedro Salinas

Perdóname por ir así buscándote

tan torpemente,
dentro
 de ti.

Perdóname el dolor alguna vez.

Es que quiero sacar 
de ti tu mejor tú.

Ese que no te viste y que yo veo,

nadador por tu fondo,
preciosísimo.

Y cogerlo 
y tenerlo yo en lo alto
como tiene 
el árbol la luz última

que le ha encontrado al sol.

Y entonces tú 
en su busca vendrías,
a lo alto.
Para llegar a él 
subida sobre ti,
como te quiero,

tocando ya tan sólo a tu pasado
con las puntas rosadas de tus pies,

en tensión todo el cuerpo,
ya ascendiendo 
de ti a ti misma.

Y que a mi amor entonces le conteste

la nueva criatura que tú eras.

No hay comentarios:

"Todo yo soy una pregunta a la que no sé dar respuesta"
(P. P. Pasolini)



"Él poseía una ingenuidad que le permitía mirar las cosas de nuevo, como si nadie las hubiese contemplado antes que él. Contemplaba al mundo con ojos nuevos, asombrados".
(L. Jonas)