"Scribere me aliquid et devotio iubet"

"Scribere me aliquid et devotio iubet" San Bernardo de Claraval

Ya no le temo al blanco...

"Noto mis palabras libres y a la vez con peso. El peso se lo dan los hechos por los que he pasado, aunque ya se han convertido en alas y plumas que la hacen volar, tan ligera como grave. Sólo ahora que tengo peso, sé volar" Alessandro D´Avenia.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Dios sabe cuándo y yo sé por qué.

Crucificción. Andrei Rublev

Leo por segunda vez "Barrabás" de Lagerkvist... no he podido evitar, ambas veces, detenerme en Pedro... "Dios sabe cuándo y yo sé por qué"...

“Por mi parte no sé y no puedo ser testigo –balbuceó. Tras suspirar profundamente, se quedó un buen rato silencioso. Por fin, apoyando la mano en el brazo de Barrabás, profirió-: ves tú... yo no estaba con mi Maestro mientras él sufría y moría. Yo acababa de huir. Sí, lo había abandonado para huir. Y antes había renegado de Él. Eso es lo peor; he renegado de Él. ¿Cómo podrá perdonarme, si vuelve? ¿qué le diré? ¿qué le contestaré si me interroga?

Meneándose de un lado para otro, aprisionó entre sus manos su rostro ancho y burdo.

-¿Cómo has podido hacer una cosa semejante? ¿cómo has podido hacer una cosa semejante?...

Sus ojos en azul tan límpido estaban húmedos cuando por fin levantó de nuevo la cabeza para mirar a Barrabás.

-Me has preguntado cuál era el motivo de mi aflicción. Ahora ya lo sabes. Y mi Señor y mi Maestro lo sabe mejor aún. Soy un pobre ser despreciable. ¿crees tú que podrá perdonarme?”

Barrabás. P. Lagerkvist.

4 comentarios:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Recuerdo la escena de la película «Jesús de Nazareth», de Franco Zeffirelli, que tiene mucho que ver con lo dicho en esta entrada. Una escena muy impresionante. Recuerdo el rostro barbado, temeroso y confundido, del actor que hacía de Pedro. Y también recuerdo esa gran película de Andrei Tarkovsky: «Andrei Rublev». Saludos.

valeska dijo...

Querido Carlos: hola!!
he querido escribirte... pero, no sé si no sé hacerlo, o bien si efectivamente tu blog no tiene entradas...
agradezco muchísimo tus comentarios, siempre tan a la altura de los "gigantes que desaparecen"...pero tú no desapareces... eso es bueno. Siempre veo las películas que me recomiendas, Shadowlands es, creo de las más bellas que haya visto -me constaste de ella hace mucho tiempo-, por su ir en el tiempo como pasitos de paloma, por el realismo incluso en el dolor, y porque no va a saltos, tal como las películas de Tarkovsky, que vi hace unas semanas, creo que siempre nos quedamos llenos de estupor frente al misterio que nos presenta... también en el Sacrificio...
dime cómo hacer para escribirte.
te mando un abrazooo!!
Valeska,
pd: gracias por no desaparecer.

valeska dijo...

A propósito... Barrabás creo que sea una de las obras más bellas, de las que más me han impactado, tanto como "cartas de Nicodemo", ya que ponen de manifiesto como esa inquietud del hombre, que no se sacia con nada, a partir de un encuentro todo es distinto, y si bien, no reconocen hasta el fondo, se sienten tan incómodos con ello, es como un dato que no pueden eliminar sin eliminarse ellos mismos... es como si humanamente fuese necesario llegar al fondo, de lo contario seríamos presa del contunuo dolor, del eterno retorno del dolor sin significado, como un muerto que camina, que divaga...
al final del la obra dice "a Ti encomiendo mi espíritu", pero qué gran gracia que Pedro y los demás lo hayan podido hacer durante toda su vida con ÉL... pido esa sencillez de corazón, esa inteligencia.

Omar dijo...

hola, estoy en busqueda de al autorde la Poesia Deseo, solo se que es un tal Fields. es x ello que eh llegado hasta tu blog, una pregunta, conoces CL?

"Todo yo soy una pregunta a la que no sé dar respuesta"
(P. P. Pasolini)



"Él poseía una ingenuidad que le permitía mirar las cosas de nuevo, como si nadie las hubiese contemplado antes que él. Contemplaba al mundo con ojos nuevos, asombrados".
(L. Jonas)