"Scribere me aliquid et devotio iubet"

"Scribere me aliquid et devotio iubet" San Bernardo de Claraval

Ya no le temo al blanco...

"Noto mis palabras libres y a la vez con peso. El peso se lo dan los hechos por los que he pasado, aunque ya se han convertido en alas y plumas que la hacen volar, tan ligera como grave. Sólo ahora que tengo peso, sé volar" Alessandro D´Avenia.

domingo, 21 de octubre de 2007

No lo he podido escribir

fotografía de los sueños de José

Era perfecto,
pero aun no lo había podido escribir;
no he podido gozar leyéndolo.
A veces me angustia
porque quizá solo exista en mi mente.
Quizá exista, pero en otro plano
...lejano al mío...
Amor, idealización,
me angustia,
aunque también me con-mueve,
pues sin ello no podría vivir
... las esperanzas resucitan cada día...
Aunque no se si en este momento se estén velando.
Simplemente te vi, las ideas se esfumaron
y mi mente en blanco...
Primeras palabras escogidas al azar
... apropiadas?
Lo sabré con el tiempo.
Y esa esperanza sigue renaciendo o cambia de nombre...

9 comentarios:

v. m. escobar dijo...

las primeras palabras casi siempre son escogidas al azar y por ello casi nunca son apropiadas, sin embargo son las únicas sinceras. por lo menos a mí me pasa que al leer lo que escribo realmente pienso que no es lo que quería escribir. que no puedop escribir lo que realmente está en mi mente. no estás sola en eso. me gustó mucho tu texto.
saludos y vuelve.

Gustavo Tisera dijo...

Muchas veces, uno escribe palabras y cree que no tienen valor. Solo cuando esas mismas palabras son leídas por otro, cobran su real dimensión. Buenísimo lo que escribes! Un saludo y nos leemos...

Gustavo Tisera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska: Muy cierto: Sin amor no se puede vivir. No se puede vivir y crecer y madurar sin esos amores grandes y pequeños que nos conmueven, que nos angustian, que nos llenan de emociones, de miedos, de alegrías, de tristezas. En mi caso el amor a las mujeres, el amor a la familia, a mi madre, a mis hermanas, el amor a los libros, a las películas, a las montañas, a los bosques, a los animales, a la fantasía, a la ciencia, a la ciencia ficción, al terror, a la historia, a los documentales, a los grandes hombres y mujeres que han hecho historia, que han cambiado el mundo para mejor, que nos han dado todo lo que tenían para ayudarnos a seguir adelante con nuestras vidas. Sin amor mi vida ya no tendría sentido. Habría llegado el momento de partir, el momento de dejarlo todo, el triste y solitario momento de la muerte. ¡Saludos!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska: Lamento decirte que esas peliculas (sobre todo 2001: Odisea en el espacio) no fueron hechas para ser vistas en la televisión (salvo que tengas uno de esos televisores gigantes que venden ahora, pero aún así no es suficiente). Esas películas sólo pueden apreciarse en toda su inmensidad, en toda su grandiosidad, en la pantalla grande de un cine. Además, si estás acostumbrada a la vertiginosa acción de las películas de ciencia ficción moderna, es muy problable que 2001: Odisea en el espacio te resulte... increíblemente aburrida. ¡Saludos!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska: Una importante aclaración: En la lista de mis amores puse al terror. Me refería a las películas de terror (Aullidos, de Joe Dante, etc.) y a los libros de terror (Soy leyenda, de Richard Matheson, etc.) En la vida de todos los días ver simplemente a un bebé llorando en su cochecito, como ya leíste en mi blog, y una madre indiferente ya me pone mal. Cuando pasa eso, estando en un centro comercial, o en un supermercado, o en una librería, siento que me arruinaron la salida. Porque ese niño va a seguir siendo ignorado o maltratado en su casa y yo nada puedo hacer. Soy un testigo silencioso. (Tampoco es raro ver a un padre o a una madre sacudiendo con violencia a su hijo o diciéndole ¡te voy a matar si sigues molestando!) ¡Saludos!

Posdata: Hay varios capítulos de «Calor de Hogar» (un libro que habla tanto de animales como de humanos) que te aclararían en toda su importante dimensión la necesidad de amar profundamente a los niños, de tratarlos con respeto, de ayudarlos con seriedad a crecer y madurar y desarrollar sus talentos, sus pasiones, lo que ellos quieren. (El mundo, ya lo habrás notado, está lleno de infelices que fueron ignorados o maltratados en su infancia, y ahora van al psicológo en un difícil intento de componer sus emociones brutalmente lastimadas.)

Carlos Alberto Arellano dijo...

Última aclaración (lo prometo): «2001: Odisea en el espacio», es la película más grandiosa que he visto en mi vida (fue para mí una experiencia descomunal.) Pero no espero que les guste a los que ahora tienen 18 años y mucho menos si la ven en la televisión o el monitor (verla en ese tamaño es una especie de crimen cultural.) El cine ha cambiado muchísimo y está lleno de increíbles y maravillosos efectos especiales, y muchísima acción («King Kong», «Matrix II» y «300» me parecieron fabulosas.) Si un adolescente me dice que «2001» es aburrida, lo entiendo perfectamente.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska: Esa imagen del siglo XV (tan hermosa, tan significativa, tan adelantada a su tiempo) de un hombre cayendo en paracaídas, es un boceto de ese gigante que fue Leonardo da Vinci. No encontré el nombre de Leonardo por ningún lado, ¿no deberías ponerlo? (Leonardo se alegraría.) Si está por ahí y no lo vi, te pido disculpas. ¡Saludos!

Posdata: Ya te estarás dando cuenta de porqué me echan de los blogs. (Que no te tiemble la mano cuando decidas echarme también.)

Carlos Alberto Arellano dijo...

Valeska: Estoy muy orgulloso de ser el colaborador más prolífico de «No lo he podido escribir». De los siete comentarios que veo aquí, cinco son míos. ¿Qué tal? No te puedes quejar. Eso sí: no esperes que mis comentarios sean coherentes o estén bien escritos.

Pregunta: ¿Eres visitante del blog de Mucha de la Torre? A Mucha la visitan unas cien personas por día. Yo también dejo mis comentarios (para no ser menos), que por lo general nada tienen que ver con el tema que se está tratando (ya he hecho el rídiculo varias veces.... y lo voy a seguir haciendo.) Pero a Mucha parece que no le molesta, vaya uno a saber porqué. ¡Saludos!

"Todo yo soy una pregunta a la que no sé dar respuesta"
(P. P. Pasolini)



"Él poseía una ingenuidad que le permitía mirar las cosas de nuevo, como si nadie las hubiese contemplado antes que él. Contemplaba al mundo con ojos nuevos, asombrados".
(L. Jonas)